Cirugía de Hipófisis

Cirugía de Hipófisis

Hoy en día el método más eficaz para extraer un tumor de hipófisis es por medio de la neurocirugía endoscópica a través de la nariz. Esta técnica se realiza exclusivamente en los mejores hospitales y centros médicos del mundo.

Toda la cirugía la realizamos entrando con el neuroendoscopio y los microinstrumentos por las fosas nasales, pasando a un lado de las diferentes estructuras de la nariz y llegando directamente a la base del cráneo. No se realiza ningún corte en la cara, ni en los labios, ni en las encías. No se deforma ni se lastima la nariz o ninguna parte de la cara. Utilizamos la tecnología médica más actual a nivel mundial como son la neuronavegación electromagnética en tiempo real, el monitoreo neurofisiológico transoperatorio continuo y equipos de microdisección ultrasónica.

El proceso de tratamiento con nosotros es muy noble. Se requiere de un día de hospitalización preoperatoria, el día de la cirugía y dos días de convalecencia postoperatoria dentro del hospital.

Dependiendo de la complejidad del caso en cuestión, la cirugía puede durar de tres a seis horas e inmediatamente terminando la cirugía todos los pacientes se despiertan y pueden ver, oír, hablar con sus familiares, mover brazos y piernas y alimentarse por si mismos. Únicamente por precaución se les deja en reposo durante algunas pocas horas. Al primer día después de la cirugía se para uno a caminar y al segundo día se puede ir a su casa.

El método endonasal endoscópico brinda el tratamiento más seguro y directo a la región donde se localiza la glándula hipófisis. Esto nos permite hacer la totalidad de la cirugía desde adentro, con un mínimo riesgo de complicaciones y sin dejar cicatrices visibles.

Agenda una cita

Para programar una consulta, o para despejar tus dudas, puedes llamar al siguiente teléfono, o bien, utilizar el formulario en la sección de contacto.